viernes, 10 de septiembre de 2010

José Manuel García, Periodista de Sevilla

José Manuel García es un periodista de una dilatadísima carrera que yo no voy ahora a desgranar porque no me la sé de memoria pero que le pega mil vueltas a la trayectoria de los que todos sabemos, esos a los que se llena la boca hablando de “periodismo libre y crítico” (vaya telita) y a los que las circunstancias, el día a día, están poniendo, sin duda, en su lugar.
José Manuel García ha sido durante muchos años periodista estrella del Diario de la Gran Eme Gorda en Madrid. No aquí. En Madrid. José Manuel García ha sido Delegado en Andalucía del Diario As. José Manuel García conoce desde dentro, de primerísima mano, todo el mundillo de la prensa deportiva nacional y local.
José Manuel García, uno de los poquísimos (¿o el único?) periodista sevillano que ha tenido los cojones (hace ya tiempo) de reconocer públicamente y sin ningún tipo de problemas su Sevillismo, está teniendo problemas.
Fue José Manuel García el periodista que publicó la noticia que tantos otros “periodistas” siguen empeñados en ocultar. Fue él el que informó en “El Confidencial” del asunto de “El Búho”.
Mi amigo Giulo Guerrera se ha marcado un bombazo de entrevista en su blog, “Genéticamente Sevillista”, con José Manuel García, en la que este PERIODISTA habla sin tapujos, sin miedos, sin esconderse, de muchas cosas.
Es impresionante escuchar a José Manuel García.
Hay que darle a esta entrevista toda la repercusión que se pueda, porque es un señor periodista el que está diciendo las verdades del barquero. Un periodista, que por serlo, como digo, está teniendo problemas y me temo que va a tener muchos más.
Y porque los “medios informativos” de nuestra ciudad van a tratar de que este vídeo no se difunda.
Yo te admiro, José Manuel. Tienes todo mi apoyo si de algo te puede servir. Tienes un par de cojones muy bien puestos.
Ya era hora que un periodista sevillano tuviera los huevos que tú estás demostrando tener.


Esta es la entrevista. Por favor, no te la pierdas. La verdad y la valentía no son moneda de cambo habitual en estos tiempos que corren.
 Primera parte:

 Segunda parte:

Fuente: Jesús Alvarado.